Posteado por: bibliopress | junio 15, 2007

La Clase cómo Situación de Aprendizaje

Este papers es de Don Javier Herrera Castro, la cual se expuso el 14 de Mayo del 2004 en una de las sesiones del Seminario Taller de Docentes de la Escuela de Derecho de la Universidad Arturo Prat.

¿QUÉ ES LA EDUCACIÓN?

Una interesante forma de responder a esta pregunta es la de recurrir a la etimología del término en referencia, el cual deriva de una doble raíz.  Una de ellas es “educare”; y la otra, “exducere”.

“Educare significa criar, nutrir, alimentar, en tanto que exducere se traduce como conducir hacia fuera.

La historia de la educación señala que esta dualidad ha dado origen a enfrentamientos entre partidarios de una u otra posición respecto a en que dirección debe encauzarse esta función: ¿de fuera a  dentro o a la inversa? Para algunos los alumnos son como receptáculos (hay que hacer algo así como un depósito bancario); y para otros, desarrollar aquello que el estudiante tiene (giro bancario).

Al fin se produjo una postura ecléptica o de justo medio que es la que, en rigor, se fue imponiendo y está operando mayoritariamente.

Desde una perspectiva general se define a la educación como un conjunto de influencias que actúan sobre los seres humanos desde el momento de nacer hasta el instante de morir.  Mediante ellas se adquieren los conocimientos, habilidades y actitudes que el ser humano requiere y/o necesita a lo largo de toda su existencia.

Interesa destacar que medularmente y en instancia definitiva, la educación es un hecho existencial dado que constituye la vía para que el hombre adquiera su esencia, real no metafísica.  A través de la educación el hombre se  hace ser hombre.  Es el proceso constitutivo del ser humano.

TIPOS DE EDUCACIÓN

Una taxonomía o clasificación de las influencias que configuran a la educación es la siguiente:

  1. Educación informal (espontánea, natural, refleja).
  2. Educación formal.

Se suele cometer el error de utilizar la expresión “educación formal” como sinónimo de “educación escolarizada”, en circunstancias de que hay acciones educativas formales que no son escolarizadas.  Esto ocurre por Ej.: en casos tales como: extensión agrícola, extensión sanitaria, extensión universitaria, algunos programas ya sean de tipo religioso, deportivo, cultural, etc.

Ellos cumplen y/o tienen los rasgos básicos de una educación formal ya señalados.  O sea, establecen destinatarios, asignan objetivos, seleccionan contenidos y aplican evaluaciones.  Sin embargo, se diferencian de la educación escolarizada en que esta constituye un sistema en el cual hay niveles que se deben cursar y aprobar para la prosecución de estudios, considerando variables de edad, duración, espacio, pertinencia, eficacia, acreditación, etc.

Atendiendo a lo expuesto, una clasificación general de los tipos de educación existentes es la que se expone en el siguiente esquema:

ROLES Y CARACTERISTICAS
DE LA EDUCACION FORMAL

Tratándose de un campo amplio, diversificado y controvertido en estos apuntes se procurará consignar, complementado y/o asociativamente, una breve síntesis de los contenidos que se pueden considerar como relevantes respecto a este punto.

En cuanto a roles cabe considerar a la educación como una función social, visto que mediante ella se procura incorporar a los individuos a un determinado modo de ser social vigente.  Es en esta función en donde se advierte la activa presencia de la filosofía, la política y la educación.

La filosofía aporta una imagen ideal de un tipo de hombre y de sociedad en la que viva dicho hombre.  Los partidos y/o grupos o movimientos políticos tienen en sus bases o fundamentos existenciales un fuerte y gravitante componente filosófico y luchan por alcanzar el poder para establecer y/o lograr un tipo de hombre y de sociedad ante lo cual los electores deben optar, decidirse, comprometerse y actuar.

Resulta obvio y efectivo que el quehacer de la filosofía y la política no podría realizarse sino contaran con las acciones de un determinado proceso educativo.

Como lo señala Roberto Munizaga Aguirre, uno de nuestros más destacados Premios Nacionales de Educación, a la trilogía mencionada hay que aplicarle las categorías de totalidad y de relación recíproca.  Totalidad porque efectivamente forman parte y/o constituyen un todo; y relación recíproca, debido a que se influyen recíprocamente entre sí.

Tal relación es la que abre la posibilidad de que la educación sea una función contradictoria, en cuanto sirve como medio de conservación y a veces aporta elementos que pueden contribuir al cambio.

Otro rol de la educación es el de operar como una decisiva función de transmisión de la herencia cultural, sea vía formal o informal, con sus medulares efectos en la existencia humana; estos son tan conocidos y evidentes que no es necesario darle mayor desarrollo al asunto en esta oportunidad.

Un rol al que cada día se le confiere mayor relevancia e inversiones es el de la educación como función de calificación de los RR.HH., actuando para el ámbito socioeconómico, cautelando atender a las demandas o requerimientos nacionales e internacionales, actuales y prospectivas con una plasticidad que permita tener presente el incluir en cierta medida aspectos de realización personal.

En el plano de las características de la educación cabe destacar que ella es: teológica, exponencial o multiplicadora, permanente y concreta.

Teleológica, porque está siempre dirigida hacia “un para” (objetivos, metas, fines).

Exponencial, dado que al proporcionar bases genera el deseo y/o propósito de tener más educación.

Permanente, visto que es coextensiva a la vida de cada persona, (en todas y cada una de las etapas de su existencia) y el cambio y desarrollo que experimenta el saber humano continuamente obliga a actualizarse continua o permanentemente.

Concreta, debido a que siempre ocurre y/o se realiza en “un aquí” y “un ahora”.

Completando esta visualización de lo que es la educación, se debe mencionar a los cinco aprendizajes propuestos la Comisión Internacional que estableció la UNESCO para pronunciarse sobre como debiera ser la educación para el hombre del siglo XXI.  Ellos son: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a convivir, aprender a aprender y aprender a ser.

Al vincular tales aprendizajes más directa y funcionalmente con la temática del área de pedagogía general que abordaremos en este seminario taller, se les confiere especial relevancia, tanto al “aprender a aprender “como al” aprender a ser”.

Aprender a aprender puesto que ahora el hombre, ya sea como estudiante y/o como trabajador, tiene que ser siempre un sujeto activo en la empresa de su propia educación lo que le es imprescindible para ser siempre competente y no convertirse en un obsoleto ante el cambio y el desarrollo continuo que caracterizan la época actual.

Aprender a ser, en cuanto constituye la acción medular y/o sustantiva para que el hombre, como se ha dicho, adquiera su esencia real no metafísica, configurando aquella afirmación de que “el hombre se hace ser hombre”. La educación como proceso constitutivo del ser humano.

LA CLASE COMO
SITUACION DE APRENDIZAJE.

Esta consiste en una actividad compuesta de estudio y trabajo del alumno, guiado y asesorado por el profesor.  Actualmente se está imponiendo el enfoque de que el alumno deja de ser un receptáculo de la carga informativa que le deposita el docente, hecho ante el cual la memoria solía jugar un rol prioritario.

Cuando se trata de contenidos de tipo cognitivo existe ahora en didáctica una tendencia a considerar que el proceso de aprendizaje debe estar constituido por las tres siguientes fases: comprensión, retención y aplicación. En el caso de mecanismos y cierto tipo de habilidades afines, las fases pasan a ser de aprehensión, ejercitación y aplicación.

Lo destacable de este paradigma o modelo es que permite compatibilizar los aportes que hacen respectivamente la inteligencia y la memoria demostrando que ambas se complementan y se necesitan entre sí.  Ante esto cabría suponer, como ejemplo, la eventual circunstancia de algún abogado que comprende ciertos contenidos y que en alguna situación en que desee utilizarlos no los recuerda y, por tanto, no le sirven.  Del mismo modo, si los recordara sin comprenderlos tampoco le servirían.

Una representación de la clase como situación de aprendizaje, se grafica en el siguiente ya clásico triángulo de la didáctica en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Operaciones que hay que realizar con éstos:

El aprendizaje son las actividades que realiza el discente (o alumno) para adquirir o asimilar los contenidos; y la enseñanza, las acciones que efectúa el docente para facilitar tal aprendizaje.

Interesa reiterar que actualmente se le confiere singular relevancia y gravitación a que el alumno aprenda a aprender y sea capaz de seguir estudiando por sí mismo:

Respecto a los contenidos lo más relevante y funcional es conocer y saber aplicar las operaciones que se requieren para manejarse eficazmente con ellos.

De acuerdo a lo indicado en el triángulo recién consignado en estos apuntes, las operaciones en referencia son y se deben efectuar las siguientes:

-    Seleccionar (decidir QUÉ se debe ENSEÑAR y APRENDER).
–    Dosificar (establecer CUÁNTO de ellos, en cantidad y complejidad);
–    Organizar (resolver si los CONTENIDOS se tratarán en forma AISLADA o de un modo CONCENTRADO).
–    Sistematizar (determinar la CONCATENACION o SECUENCIA LÓGICA DE UN TEMA CON OTRO.

Indicar cuál debe ir antes que otro en términos de 1°, 2°, 3° y así sucesivamente.  Se trata de aprender el 1° como requisito para quedar en condiciones de poder aprender el que sigue).

De acuerdo a todo lo expuesto y en cuanto rasgo característico esencial del contexto de la clase, hay que reconocer la relevancia y decisiva gravitación que tiene el método didáctico.  Esto queda en evidencia con sólo considerar que la palabra método deriva del término methodos que significa vía o camino; y didáctico, proviene de didaktein, es decir, enseñar.

En lo de la búsqueda y selección de vías de enseñanza aprendizaje es sabido que la informática se ha hecho presente con una gran expansión y hasta se ha llegado a extremos de creer que el docente ya sería innecesario y/o estaría demás.

Tal enfoque constituye un preocupante error atendiendo a que el computador y el internet no dejan de ser únicamente máquinas, herramientas y que en cuanto tales no pueden reemplazar jamás al hombre pese a los extraordinarios avances de la inteligencia artificial en acciones de información y carga informativa que se deben a la acción humana.

Además, y en el plano de los receptores, (alumnos) el aprender a realizar y aplicar las operaciones para trabajar con contenidos indicados se torna imprescindible el quehacer del docente, como guía y asesor técnico o facilitador para que el discente (alumno) aprenda a aprender y sea capaz de seguir estudiando por sí mismo.

También cabe considerar que ciertas materias requieren clases expositivas dialógicas, que especialmente, en procesos de formación profesional son irreemplazables para aprovechar el saber  y las vivencias del docente.

En cuanto a enfoques y prácticas más actualizadas respecto  a estrategias cognitivas y lo referente al pensamiento crítico ellos están ocupando un cada vez más destacado lugar en los intentos innovativos y de perfeccionamiento de la calidad de la docencia.

Lo referente a estrategias cognitivas y pensamiento crítico será tratado en el próximo período por la Profesora Señora María Verónica Frías, Directora del Departamento de Educación y Humanidades de nuestra Universidad; y a continuación de ella, la académica del mismo Departamento Señora Verónica Apablaza expondrá lo correspondiente a la función de evaluación destinada a potenciar y perfeccionar el aprendizaje.

Finalmente corresponde señalar que de acuerdo al sistema de estudio y trabajo que se está aplicando en este Seminario Taller, adiciono a estos apuntes un capítulo de un libro del Dr. Ovide Menin, experto argentino, en el cual hay una clásica descripción de la clase como situación de aprendizaje que puede servir como una de las variadas referencias existentes al respecto.

Fuente: Biblioteca Universidad Arturo Prat 

About these ads

Responses

  1. argumentos relevantes, que ayudan a comprender mejor el proceso de enseñanza-aprendizaje.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: