Posteado por: bibliopress | junio 22, 2007

La Valoración Integral como Fuente de Información

“La evaluación es una gran oportunidad, no sólo para asegurar el aprendizaje de nuestros alumnos, sino también para reflexionar en qué aspectos debemos mejorar nuestro proceso de enseñanza”

Empezamos por informar a nuestros lectores/usuarios que durante los meses de vacación de Julio y Agosto publicaremos los nuevos temas quincenalmente y no en forma semanal como lo hacemos en los períodos normales de clase. A los docentes que se encuentran de vacaciones, desde EDUTEKA hacemos votos para que disfruten de un merecido descanso y confiamos en que el nuevo año escolar venga cargado de buenos propósitos con respecto a la integración de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs) al currículo regular.

Con la presente edición, que dedicamos totalmente a la ‘Evaluación’, culminamos el cubrimiento de las partes que conforman un modelo para el desarrollo de la Competencia en el Manejo de la Información (CMI), megatema al cual hemos dedicado en total siete ediciones (enero-agosto). Con esta serie de publicaciones sobre CMI esperamos haber contribuido positivamente en la preparación de docentes y estudiantes para que puedan enfrentar con posibilidades de éxito la cantidad enorme de información a la que, con el advenimiento de Internet, se puede tener acceso hoy en día.

La mayoría de los modelos para solución de problemas de información enfocan el tema de la ‘Evaluación’ tanto en el resultado como en el proceso mismo. Con el fin de guiar al maestro en la evaluación de ese proceso llevado a cabo por sus alumnos, publicamos en la sección “Artículo de Interés” (disponible: Jul-13-2002) un documento que presenta una “Matriz de Evaluación” que sirve como ejemplo para valorar el trabajo de los estudiantes en cada uno de los pasos del modelo Big 6.

EDUTEKA reconoce la importancia de la evaluación en todo proceso educativo y aprovecha esta ocasión para profundizar en el tema. La evaluación se ha utilizado tradicionalmente para medir el aprendizaje de los estudiantes sobre un tema dado y de esta manera otorgar una calificación. Pero la integración de las TICs a la educación ha precipitado muchas transformaciones. Entre ellas, el aprendizaje activo que a su vez estimula el cambio de una enseñanza centrada en el maestro a otra centrada en el estudiante, paradigma que exige un mayor compromiso por parte del alumno en su propio proceso de aprendizaje y requiere la exploración de nuevas formas de evaluación que permitan medir a cabalidad su progreso.

Como consecuencia de lo anterior, se hace necesaria una nueva mirada al tema de la evaluación de modo que sea parte Integral del proceso de aprendizaje tal como lo expone en la “Entrevista a la Educación” (disponible: Jul-27-2002) el profesor Hipólito González Z. En la práctica, la evaluación tradicional se ha visto reducida casi exclusivamente a la realización de exámenes estructurados para evaluar todo tipo de contenido, la cual, aunque tiene aspectos positivos, presenta dificultades para evidenciar aprendizaje, comprensión, logros, motivación y actitudes en el estudiante. Debido a estas y otras limitaciones, otro tipo de valoración, la Integral, está tomando fuerza para valorar los trabajos del estudiante a lo largo de un período de tiempo con tres objetivos principales: suministrar al estudiante información precisa sobre las áreas en las que debe mejorar; indicar al maestro los cambios que debe realizar con el fin de mejorar el proceso de enseñanza/aprendizaje; y ofrecer a la institución información sobre los avances del estudiante. Para algunos autores los dos primeros objetivos constituyen evaluación formativa y el último evaluación sumativa [1].

Esta ‘Valoración Integral’ llamada por algunos en inglés ‘Authentic Assessment’ se trata con mayor profundidad en la sección correspondiente al “Tema del Mes” (disponible: Ago-10-2002). Estimulada por prestigiosos investigadores en educación, la ‘Valoración Integral’ se ha posicionado en los últimos años como un sistema de valoración que se realiza en un periodo de tiempo amplio y que involucra múltiples formas de producción y desempeño del estudiante, siempre y cuando estas se puedan medir. Igualmente, procura reflejar de una manera completa el aprendizaje, la comprensión, los logros, la motivación y las actitudes del estudiante respecto a las diferentes actividades del proceso de enseñanza/aprendizaje. Para Grant Wiggins, investigador y consultor con amplio conocimiento en el tema, este tipo de valoración se ocupa de la elaboración reflexiva y justificada de respuestas, realizaciones o productos por parte del estudiante. La evaluación convencional, por el contrario, exige en la mayoría de los casos la selección o redacción de respuestas correctas sin tener en cuenta las razones [2].

La Valoración Integral constituye una rica Fuente de información tanto para docentes como para estudiantes. Estos últimos pueden beneficiarse al utilizarla para reflexionar y tomar conciencia acerca de sus fortalezas y debilidades. Por su parte, los docentes pueden utilizar la información que aporta la Valoración Integral para implementar posibles correctivos a fin de mejorar el proceso de aprendizaje en sus alumnos.

La Valoración Integral tiene en su etapa final un componente de evaluación consistente en la emisión de un juicio o calificación que incorpora toda la información obtenida en el proceso. En la sección de “Profesor Invitado” (disponible: Ago-24-2002) presentamos la ‘Matriz de Evaluación’ (Rubric en inglés) herramienta que puede utilizarse como apoyo en la expresión de ese juicio o calificación. Esta herramienta facilita la calificación del desempeño del estudiante en áreas del currículo (materias o temas) que son complejas, imprecisas o subjetivas. Además, le permite al profesor especificar claramente qué espera del estudiante y cuáles son los criterios para calificar objetivos que han sido previamente establecidos para un curso, un trabajo, una presentación o un reporte escrito.

A continuación presentamos una síntesis comparativa de los aspectos positivos y negativos que prentan tanto la ‘Evaluación Tradicional’ como la ‘Valoración Integral’.

Ver más de este artículo en: EDUTEKA


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: