Posteado por: bibliopress | julio 25, 2007

Neutralidad en la Web

El Presente articulo es de Marco Antonio Zuñiga, el cual explica en términos simples (especialmente para personas con menos conocimientos técnicos), los principios fundamentales y algunas consecuencias de las decisiones que se tomarán al respecto.

En los últimos días se ha masificado una discusión sobre el concepto de “Neutralidad de la Red”, crucial para el futuro de Internet.

Mi motivación

Desde ya me declaro culpable de ser un absoluto defensor del principio de Neutralidad de la Red, dado que los intereses en juego son múltiples, y genera un impacto económico, social y político importante para los actuales y futuros usos de Internet.

Reconozco también que originalmente había tomado una posición distante por este tema, como un observador pasivo. Pero diversas situaciones y signos me motivaron para abandonar mi cómoda posición:

Por lo cual, asumiendo el riesgo de que un político arrogante me clasifique en la categoría de “primate inferior”, he decidido desenvainar la navaja.

El origen “informal” en la WEB 2.0

El origen de esta discusión ha sido históricamente muy técnica, restringida al universo de los usuarios más avanzados (geeks, hackers, cr4ck3rs, power users y múltiples otras especies presentes en la fauna Internet).

En diversos foros de discusión, estos usuarios tecnoadictos compartían su frustración por las permanentes peleas sostenidas mediante correos electrónicos y llamadas telefónicas a las plataformas de servicio y soporte de algunos Internet Service Providers (ISP), reclamando por la mala calidad del servicio contratado y las diferencias en el acceso Internet, dependiendo de las aplicaciones que utilizaban o los sitios a los cuales accedían.

Parecía por lo menos sospechoso que con ciertas aplicaciones y en algunos sitios de Internet, la velocidad de acceso era altísima y cercana al ancho de banda contratado (velocidad de acceso). Pero para otras aplicaciones y en algunos ISPs, los bits de la conexión parecían sufrir una rápida desaceleración, avanzando a paso de tortuga y en contra de las leyes físicas.

Peor aún, en algunos casos los bits no llegaban nunca a destino, desapareciendo en el camino tragados por algún voraz “hoyo negro” virtual.

Ejemplos de estas aplicaciones o sitios son del tipo P2P (BitTorrent, Emule), voz sobre IP (MSN, Skype, Voissnet), video sobre Internet y streaming (YouTube, Google Video, H.323, QuickTime), descargas de archivos vía FTP (desde el servidor de una empresa para trabajar en casa o desde un sitio público de intercambio de archivos), servidores de correo distintos del provisto por el ISP (protocolos SMTP y POP), aplicaciones Cliente/Servidor de uso específico y muchas otras aplicaciones y protocolos distintos del http/https (“navegación WEB”) tradicional.

Los problemas se achacaban originalmente a fallas técnicas y errores de operación. Pero gradualmente se fue filtrando en la red, denuncias de prácticas corporativas para restringir el libre tráfico y decisiones técnicas no informadas a los usuarios. Incluso se hicieron públicos ciertos procedimientos de operación secretos, diseñados explícitamente para ignorar estos reclamos de los usuarios “molestosos” y negar sistemáticamente estas situaciones.

Al tener nulos resultados frente a sus demandas, las únicas opciones para estos desdichados usuarios eran:

  • cambiarse a otro proveedor de servicios de conectividad, que no realizara estas malas prácticas (para los pocos privilegiados que pueden acceder a una alternativa)
  • mascullar resignación, compartiendo su infortunio en los mismos foros de discusión
  • organizarse gradualmente para aunar fuerzas

La WEB 2.0 es mucho más que un concepto abstracto y académico, mostrando la fuerza que tienen las nuevas formas de organización social. Hoy esta discusión ha permeado múltiples niveles, llegando finalmente al nivel político, obligando a la discusión formal por diversos actores, siendo un tema en las portadas de los periódicos.

Antecedentes “formales” en el mundo empresarial

Esta discusión también se daba en otros frentes formales, específicamente en el ámbito empresarial y judicial.

A fines del 2006, un fallo del Tribunal de Libre Competencia en Chile para una demanda de larga data (claramente fundamentada y hoy en la Corte Suprema), sancionaba a uno de los principales proveedores de acceso Internet en Chile, por dificultar o impedir mediante filtros técnicos la operación de servicios de telefonía IP de terceros sobre sus redes.

Este antecedente es muy importante, ya que no sienta jurisprudencia en Chile, pero genera un precedente en términos de que la Neutralidad de la Red está asociada a impactos económicos y empresariales importantes, en mercados tecnológicos con un entorno de competencia no regulada y actores muy dominantes.

Estos nuevos servicios de telefonía IP, provistos por nuevas empresas y competidoras directas a los servicios tradicionales de una Telco, dejaron hace un buen tiempo de ser un “invento anecdótico para diversión de ciertos grupos de hackers” (desafortunada y arrogante frase que escuché más de una vez en mis vidas pasadas como ejecutivo en corporaciones Telco).

Estos nuevos servicios pasan ahora a ser una seria amenaza a los modelos de negocios tradicionales de las Telco, compañías que sufren el dilema de la modificación radical de sus modelos de negocios, tema que he analizado en profundidad en otros artículos previos.

En Internet, al igual que en los tiempos prehistóricos, los mamíferos son más rápidos que los torpes zarpazos de los lentos dinosaurios. Incluso, los mamíferos aprenden a moverse sobre los lomos de los dinosaurios y entremedio de sus gigantescas patas. Por eso, los grandes dinosaurios deben tener mucho cuidado. Un zarpazo mal dado, tratando de capturar un mamífero menor, puede ser la causa de una estrepitosa y mortal caída.

El Acceso Internet como un Servicio Básico

Hay posturas que plantean que el Servicio de Acceso a Internet debería ser un servicio básico regulado, pero no es la discusión que me interesa plantear, aún cuando los ejemplos sencillos que utilizaré más adelante tengan alguna similitud.

Pero tampoco se puede ocultar el sol con un dedo.

Cuando estas discusiones surgen por el conflicto asimétrico entre actores dominantes (proveedores de servicio) y los usuarios, o por la competencia en desequilibrio entre los prestadores de servicios de valor agregado y los incumbentes de una industria, se fortalecen posiciones y conversaciones recurrentes, orientadas a regular el acceso Internet como un servicio básico.

Esa es una espada de Damocles para todos los Proveedores de Acceso Internet. Y por ello el extremo cuidado en la discusión que se genera en torno al tema de la Neutralidad de la Red, especialmente cuando las autoridades responsables de estos temas ya han planteado su compromiso y respaldo a las iniciativas legales que impidan los abusos planteados.

Pero insisto: el acceso Internet como un servicio regulado no es el motivo central de esta discusión … por ahora.

Qué es la Neutralidad de la Red: Versión Avanzada

Si conoces los conceptos básicos de dirección IP, socket, servicio, port y topología, el tema tecnológico es relativamente simple.

Consiste en evitar por medio de la legislación y/o regulaciones específicas, que el proveedor de servicios de conectividad a Internet (ISP), incorpore filtros de bloqueo, retardo, contención y/o reenrutamiento de paquetes IP según criterios fijados unilateralmente por el ISP, generando pérdida, retardo, retransmisión y/o priorización de tráfico, en forma arbitraria y sin consentimiento de los usuarios.

Peor aún: en ciertos casos, a espaldas del usuario o cliente final.

Por si les interesa el proyecto de Ley en Chile que propugna una modificación a la Ley del Consumidor incorporando estos criterios, pueden descargarlo aquí.

Quiero además destacar un punto importante en esta sección para evitar interpretaciones erróneas.

Algunas personas sostienen que por la propia topología de Internet, es imposible asegurar mediante una regulación local (por ejemplo, específica para el territorio de Chile), que los ISPs internacionales (carriers o administradores del backbone), no incluyan criterios comerciales de priorización de tráfico y que afecten a los proveedores de la última milla.

Es verdad. No se puede imponer restricciones regulatorias locales a los proveedores entre países o continentes, pero son discusiones que se dan en el marco de acuerdos internacionales de la ITU o a través de organizaciones como ICANN o ARIN, organizaciones en las cuales los países deben definir una posición a la brevedad (¿qué pasa con las representaciones chilenas, en el intertanto?).

Pero por otra parte, sí se pueden imponer condiciones a los proveedores de última milla (ISPs) para la prestación del servicio a sus usuarios. También es posible regular un marco para la conectividad local de los ISP mediante los NAP (Network Access Points) nacionales, que aseguren un tratamiento equilibrado y libre de restricciones arbitrarias.

Esta es una discusión técnica avanzada y que escapa al objetivo de este artículo. Si alguien tiene interés en estos temas, puede incluir un comentario a este post para profundizar estos puntos.

Qué es la Neutralidad de la Red: Versión Simple

Estimado lector: Si llegaste a esta parte del artículo después de leer todas las secciones anteriores, agradezco tu paciencia. Y si llegaste por la vía rápida, te invito a profundizar en los secciones previas, después de leer los ejemplos y las conclusiones.🙂

El principio de Neutralidad de la Red pretende evitar que el Proveedor de Acceso Internet (ISP) establezca restricciones técnicas y diferencie el servicio mediante ofertas comerciales segregadas, en función del Uso de los servicios de acceso, más allá de un cobro por el Ancho de Banda contratado.

Hoy en día, la tarifa y las condiciones de servicio definen “Cuánto” voy a consumir del acceso (Ancho de Banda), por una cierta tarifa mensual. La discusión de Neutralidad de la Red pretende evitar un cambio unilateral en las condiciones de servicio, impidiendo restricciones técnicas y cobros diferenciados, asociadas al “Para Qué” uso los servicios.

Explicaremos el concepto de Neutralidad de la Red mediante 2 ejemplos análogos:

  • El uso de una carretera concesionada
  • El uso del agua de riego para terrenos agrícolas

Aquellos lectores más avanzados, reconocerán en los ejemplos analogías directas con los temas tecnológicos y comerciales asociados a Internet.

El ejemplo de la carretera

En el caso de una carretera, como usuario/conductor utilizo un cierto “ancho de banda” en un contrato temporal, dependiendo del tamaño del vehículo que utilizo para el transporte. Por ello, en los peajes pago una tarifa diferenciada dependiendo del tamaño del vehículo que utilizo (mi ancho de banda), no por el contenido del vehículo, el motivo de mi viaje, el punto origen o el punto destino.

El compromiso del concesionario es mantener una carretera adecuada, que permita la libre circulación, que me permita entrar y salir en diversos puntos. Indudablemente hay ciertas restricciones que debo respetar, generalmente asociadas a la Ley de Tránsito y otras regulaciones generales.

Ejemplos en los cuales el proveedor afectaría el principio de “Neutralidad” de los servicios de carretera:

  • Si me cobrara un peaje distinto o variara el límite de velocidad, dependiendo del motivo de mi viaje: por negocios o por un paseo familiar
  • Si a los buses de pasajeros les cobrara un peaje diferenciado por el número de pasajeros transportados
  • Si exigiera un test médico a todos los pasajeros de cualquier vehículo, para asegurar que estén libres de cualquier virus. Peor aún, si exigiera además que dichos exámenes fueran hechos sólo por sus médicos y en sus propios centros de salud
  • Si me impidiera acceder a la carretera, porque el destino final de mi viaje es una reunión de negocios con otro concesionario competidor
  • Si me cobrara un peaje diferenciado, para privilegiar el uso de los restaurants de comida rápida con las cuales tiene acuerdos comerciales
  • Si autorizara un límite de velocidad superior para aquellos vehículos que utilizaran combustible de las estaciones de servicio asociadas a la concesionaria
  • Si impidiera en forma arbitraria el acceso a ciertos vehículos y de ciertas marcas
  • Si impidiera arbitrariamente el acceso a los camiones de mi naciente empresa de transporte, porque compite con la empresa de mudanzas de los mismos dueños de la carretera, pero que ofrece un servicio monopólico, caro, de mal servicio y con camiones de tecnología antigua

¿Le suenan ridículos o abusivos los ejemplos previos?

Esos son riesgos de no asegurar la Neutralidad para las Carreteras.

El ejemplo del agua

Voy a evitar explícitamente el ejemplo del agua potable, porque es un servicio básico regulado y esa confusión precisamente debilita el concepto de Neutralidad de la Red.

Pero a cambio, utilizaremos un ejemplo agrícola: el caso de los “canalistas” o “derecho de uso de aguas de pasada”.

Si tengo un terreno en un campo o en una zona rural, el “derecho de uso de aguas” por el cual pago un monto fijo mensual (tarifa) me da derecho a usar un cierto “Caudal” (Ancho de Banda), que generalmente se mide en litros por segundo. El compromiso del “Administrador del Canal” es asegurar el caudal comprometido con agua no contaminada, proveer de compuertas y accesos, y establecer un cierto SLA (Service Level Agreement).

Ejemplos en los cuales el Administrador afectaría el principio de “Neutralidad de los Servicios de Agua de Riego”:

  • Si me cobrara una tarifa distinta por el agua utilizada para regar las lechugas, los manzanos o las hermosas rosas de mi madre
  • Si me obligara a fumigar previamente los árboles para prestar el servicio de regadío
  • Si me cobrara una tarifa distinta del agua, dependiendo de si mis productos son para mercados nacionales o de exportación
  • Si me impidiera colocar un generador eléctrico de pasada, que me permitiera generar mi propia energía eléctrica
  • Si me cobrara un adicional por tomar parte de esa agua y hacerla potable para el consumo familiar
  • Si me cortara el agua, porque mis duraznos y melocotones son mejores y más sabrosos que los del Gerente de la Asociación de Canalistas

¿Le suenan ridículos o abusivos los ejemplos previos?

Esos son riesgos de no asegurar la Neutralidad para el Uso del Agua Agrícola.

Conclusiones

Defender y respaldar el principio de Neutralidad en la Red es algo tan simple como pedir que se respeten las condiciones de servicio y el acuerdo técnico-comercial originalmente establecido con los ISPs: recibir un cierto ancho de banda por una tarifa determinada, con un buen nivel de servicio. Ni más ni menos que eso. Respetar la Neutralidad de la Red es respetar las condiciones originales del servicio contratado.

Si usted está dispuesto a que cualquier día:

  • la empresa de servicios eléctricos le cobre más caro por la energía para el televisor y el computador manteniendo la tarifa básica para la iluminación
  • la panadería le cobre un precio distinto por el kilo de pan en el caso de que usted decida posteriormente hacer en su casa un sandwich de jamón o uno de queso
  • el vendedor le cobre distinto por un lápiz de tinta, dependiendo de si lo utilizará para estudiar literatura o hacer ejercicios de matemáticas

Entonces la decisión es muy simple … no haga nada.

Si usted es Usuario Internet y los ejemplos anteriores le parecen excesivos o abusivos, comente este tema con sus cercanos, contáctese con su legislador, participe en los foros de discusión y súmese a la iniciativa chilena por la Neutralidad de la Red.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: